Quizá pienses que esta entrada de blog se nos ha colado por error y que no tiene nada que ver con las clínicas dentales, pero tiene más relación de la que piensas. Déjame que te cuente una pequeña historia…

Había una vez un joven que se hizo muy famoso por el gran pescador que llegó a ser. Ganó muchos premios de pesca y se brindó una gran reputación entre sus compañeros. Ganaba casi todas las competiciones a las que se presentaba. Una vez un periodista le preguntó:

– Jeremy, eres relativamente joven y no usas las cañas más modernas ni alta tecnología para pescar, sin embargo aún así eres de los pescadores más exitosos que hay ¿cuál es tu técnica o truco para pescar tantos peces?

A lo que Jeremy le contestó:

– Desde que empecé, supe que si quería ser un gran pescador y pescar muchos peces, debía pensar como lo hacen ellos. Así que comencé a estudiar todo acerca de sus hábitos, qué suelen comer, a qué horas, cómo varían sus costumbres con las estaciones… También indagué un poco sobre la manera que tienen de organizarse y relacionarse, de qué manera se desplazan cuando inician la migración, si hay diferencias de comportamiento dependiendo del tipo de agua (dulce, salada, templada, fría), etc… Mientras tanto, muchos de mis compañeros estudiaban libros sobre tipos de anzuelos, mejores materiales para las cañas, los mejores sonar y radares para encontrar peces, etc…

De esta manera –continuó- cuando me enfrento a una nueva competición, sé leer las variables del agua, temperatura, estación del año, tipología de pez, e intento averiguar en qué zonas y a qué horas habrá más peces, cuál es su tipo de comida favorita, y sólo tengo que lanzar la caña en el sitio adecuado, a la hora más adecuada y con el mejor cebo. No hay margen para la intuición, simplemente pienso como ellos lo hacen.

MORALEJA: Si quieres pescar peces, piensa como un PEZ, no como un pescador. Si quieres atraer pacientes a tu clínica, piensa como lo hacen los PACIENTES, no como un dentista.

Muchos colegas piensan como dentistas, se compran los aparatos chulos que a ellos les gusta, se centran en el tratamiento como lo juzgaría otro compañero, pero muy pocos son capaces de centrar toda su actividad en el paciente. Es más duro de lo que crees y habrás caído en la misma trampa más de una vez, pero cuanto antes aprendas a poner al paciente en el centro, mejores resultados obtendrás en tu consulta.

¿Te gustaría saber más acerca de qué, cómo y por qué compran los pacientes?

¿En base a qué eligen a una clínica u otra?

¿Cuándo es el mejor momento para presentarles el presupuesto? Etc…

Si es así, puedes contactar con nosotros a través del mail info@plansynergia.com