Afortunadamente la salud bucodental va calando cada vez más en las nuevas generaciones. Creo (y espero) que la mayoría de nuestros hijos y sus amigos tendrán el índice CAO más bajo de la historia. Por desgracia, seguirá existiendo en áreas socio-económicas más deprimidas, aunque éste es un sector que tampoco suele caracterizarse por sus revisiones periódicas a nuestras consultas.

Por ello, comunicar sobre la importancia que tiene la estética en nuestras vidas, lo vemos como un gran flotador para el futuro de nuestras clínicas. En Plan Synergia seguimos muy de cerca la comunicación de los grandes “gurús” actuales del sector en otros países, sobre todo en EE.UU. Y nos da envidia a veces ver, en primer lugar, lo mucho y bien que comunican y, en segundo lugar, la importancia que le dan a la estética ellos y sus miles de seguidores. Por todo ello vamos a divagar ligeramente en este espacio sobre la belleza real y dar una visión actual de hacia dónde están dirigiendo las grandes firmas del sector de la belleza sus recursos de comunicación.

Todos conocemos “el canon de belleza” predominante desde el siglo pasado: una mujer de medidas concretas 90-60-90 y piel de porcelana, sexy y complaciente; y un hombre atractivo, musculado, desafiante y poderoso.

Sin embargo, se está haciendo cada vez más evidente que la vida hoy debe transcurrir entre lo global, las diferencias y la inclusión. Llevamos décadas de discriminación a muchos niveles, y si hablamos de belleza física, el cuerpo que no se ajusta a “el canon”, no se ha valorado como bueno o con posibilidades. Pero desde hace algunos años se está reivindicando la diversidad física para colocarla en el lugar que se merece, el de “ser”, así de simple. No somos una máquina perfecta, y a veces nuestro cuerpo falla, y en esos momentos, la salud y el simple hecho de sentirse bien deben ser prioridad. En este proceso las marcas tienen la responsabilidad de hablar de lo saludable, humanizándose. A este movimiento se le ha denominado “body-positive”.

Las marcas ligadas a la imagen (moda, cine, cremas, publicidad, etc…) tratan de ajustarse a la actualidad, porque su “esquema mental” ha estado arraigado a “el canon” durante muchos años, y se han dado cuenta que necesitan conectar con algo más que una aspiración de sus clientes, tienen que conectar con ellos. No hay más que fijarse en las últimas campañas de Abercrombie, Calvin Klein, Victoria’s Secret o H&M para darnos cuenta de esta tendencia.

¿Qué podemos hacer nosotros para conectar también con la nueva generación y su nuevo concepto de belleza? Pues copiar a los grandes. Mostrar sonrisas individualizadas, remarcar ese concepto de la personalización: diseños de carillas por ordenador (cad-cam), pruebas de mock-up, mostrar los diferentes tonos de blanco de nuestras guías… Sí, conceptos básicos para nosotros, pero todo un mundo a descubrir por nuestros pacientes. Cada vez más, los grandes influencers dentales muestran sus trabajos con maquillajes y pequeñas imperfecciones, hasta los americanos se han unido a esta forma de plantear sus casos, como ejemplo podemos ver el Instagram del exitoso Dr. Apa, que pese a que de vez en cuando tiene pacientes que le exigen ese blanco Hollywood y dientes hiperperfectos, cada vez más genera sonrisas más naturales. En contraposición, podemos poner el ejemplo de @maisondental con resultados más “exagerados”, como siempre para gustos, los colores. ¿Y tú, de qué lado estás?

También hemos comprobado al medir los tiempos que pasa cada usuario en las webs de nuestros clientes, que la sección de “nuestros casos” (con sus virtudes y sus defectos) es mucho más interesante que usar fotos de “bancos de imágenes”, aunque menos guapos y perfectos, es algo más atractivo que una sonrisa Hollywood re-retocada por Photoshop®. Atrévete, muestra tu trabajo, comunica, haz fotos, comparte los entresijos de tu clínica, piensa que el 95% de la comunicación que hay en redes, las fotos se toman con el móvil.

Como último consejo, queremos compartirte que la famosa frase de “en redes sociales, el contenido es el rey” ha cambiado a “en redes sociales, el cómo se comunica es más importante que el propio contenido”. Todos hablamos de lo mismo, pero buscar tu estilo de comunicación propio, acorde a los valores que quieres transmitir, será lo que enganchará a tu audiencia. Canciones que hablan del amor hay millones, pero todos los meses sale alguna nueva que triunfa… Al igual que cada nueva canción de reguetón encuentra una nueva forma de decir “mueve ese culito” 😉

 

Aurora Llavero
Responsable de Comunicación en Plan Synergia

Dr. Alberto Manzano
CEO & Fundador de Plan Synergia