EVALÚA A TU EQUIPO

Registra y mide de alguna manera la realización de las tareas de cada persona de tu equipo. Es necesario porque:

– Es tu función como jefe.
– Localizarás áreas que necesitan mejorar.
– Sabrás en qué tipo de formación necesitas invertir tiempo y dinero.
– Podrás agradecer y hacer refuerzo positivo en aquello que va bien.
– Forma parte de la mejora continua de tu negocio.
– Fomentarás una competición saludable de los miembros del equipo con ellos mismos y con sus compañeros.