GRACIAS Y ENHORABUENA.
Gracias por elegirnos para informarte sobre cómo mejorar el funcionamiento de tu clínica dental.

Enhorabuena por tomar la decisión de interesarte en conocer más sobre la parte empresarial de tu clínica. Por entender que tu consulta está ligada al manejo de una empresa, y que no es posible decir que solo un lado del barco se hunde.

La ausencia de un plan de gestión empresarial en las clínicas tradicionales hace que nos veamos arrastrados (nosotros y los pacientes) al modelo empresarial que dictan otras empresas, que es en el que se saben mover bien, y en el que tienen todas las de ganar. Son muchos los que están intentando (y con éxito) llevar la Odontología a esos terrenos sucios y oscuros, mientras nosotros solo estamos de espectadores resignados. Es hora de empezar a gestionar activamente nuestras clínicas. A ser pro-activos. Para mantener viva la Odontología tal y como nos la presentaron en la Facultad, porque en ese terreno no tenemos rival.

Pero, cuidado. Cuando damos un paso firme hacia delante debemos asegurarnos que es en la dirección correcta (“si vas en sentido contrario, por lo menos no corras”). Han sido muchos los compañeros que han empezado a luchar con un modelo de gestión equivocado a nuestro modo de ver: ofertas atractivas y engañosas, precios gancho, groupon, etc… Desde Plan Synergia no dudamos que estos colegas han llegado a ese punto por desesperación, desconocimiento o mal asesoramiento de otras consultorías, normalmente dirigidas por personas ajenas a nuestra profesión.

Queremos ayudar a trazar un plan que guíe a las clínicas propiedad de dentistas a recuperar su papel de cuidadoras de la salud bucodental en la sociedad; pero, señores y señoras, ya no basta con el “nosotros trabajamos bien”, hay que esforzarse por tener más pacientes, porque es la única manera de mostrarles nuestra forma de entender la Odontología, la correcta. Necesitamos una oportunidad de comunicarnos con ellos para combatir todo el “ruido” que los confunde (anuncios, carteles, folletos…). El boca a boca en nuestra mejor arma.

Y no solo hay que conseguir que vengan muchos pacientes, luego hay que comunicarse correctamente con ellos para no transmitir un mensaje equivocado. Y aunque no lo parezca, esto es más complicado de lo que parece. Os sorprenderíais lo complejo que es a veces el cerebro humano y los malentendidos que se generan en las clínicas dentales.

Por último, hay que conseguir que contraten nuestros servicios, por varios motivos: para que “sientan” la diferencia, para que no acaben engañados en alguna franquicia y para que nos recomienden y transmitan nuestra Odontología en nuestra área de influencia. Y así, poco a poco, cada clínica por separado pero trabajando en una misma dirección, cambiar el final de esta película que están dirigiendo personas que no aman nuestra profesión, entre otras cosas, porque no la conocen.

No vamos a hablar de la última fase de esta ruta porque es la más fácil para nosotros y porque no necesitamos a nadie que nos enseñe a hacerla: Realizar correctamente y con ética el tratamiento acordado. ¡La honestidad y el saber-hacer es algo en lo que no tenemos competencia! ????